3 de marzo de 2009

Dosis de Realismo


Nunca le costó mucho volar con un par de pensamientos felices y algo de polvo de hadas. Ella es una de esas personas capaces de sonreír en cualquier momento y situación. Es feliz en su mundo. Su mundo de música e inventos. La máquina de viajar en el tiempo un segundo y el trasladador de pensamientos. Su mundo de canciones y sueños. De ella y nadie más. Él, a veces. No es indispensable, aunque en ocasiones lo parezca.
Hoy llueve y ella sale de casa. Volando, sin prisas. Por la mañana lluvia. Por la tarde lluvia y clases. Por la noche regresa a casa andando.
Los días de lluvia siempre mojan sus alas. Mañana, quizás pasado, poción de polvo de hadas con pensamientos bonitos y como nueva.
La realidad hace que se olvide de cómo es su mundo. Demasiada realidad hará que no recuerde ni su existencia. Cuatro clases siempre es demasiada realidad con lluvia.
¿Dónde está hoy ese duende oculto, aquel que consume toda realidad?
Nadie le dijo que la lluvia lo hace huir, como a las brujas.
Ella busca otro hada...hoy no se siente para nada una niña.

2 comentarios:

Ata dijo...

Hola, hola...Se me ocurre La Habitación Roja, Maga... y no sé más. No estoy yo muy puesta en música del siglo XXI... XD

Aunque yo siempre los asocio con los Smashing Pumkings, porque ambos grupos los escuchaba junto a la misma persona, todo un fan fan fan.

Salva Ferrer dijo...

Muchas gracias!
Conoces Vetusta Morla? Yo creo que tembién van por ahí.