14 de enero de 2009

Viva la Vida








El otro día, en una de sus últimas entrevistas, el futuro ex-presidente electo George W. Bush dijo que estaba orgulloso de cómo había gobernado los Estados Unidos, que no tenía remordimientos porque no había vendido su alma al Diablo.


"Pues preferiría que hubiese vendido su alma y se hubiera comprado un cerebro"

-José Miguel Monzón "El Gran Wyoming"-

2 comentarios:

la sombrilla viajera dijo...

Frase que pasará a mi reperterio personal, con el permiso del blogger y del que la dijo, que como no se va a enterar, me da igual que me lo dé o no.

mugiwara_juli dijo...

q grande... Wyoming, per supost...