26 de mayo de 2008

En mis ratos libres soy Fermín, el cocinero

Estuve el sábado en una boda con Tati, su hermana Tam y el novio de Tam, Jorge. Estaba yo poniéndome morao con el bloque de foié natural o algo así, que estaba riquísimo. El caso es que una chica que estaba sentada dos sillas a mi derecha me dice:


-Tengo a dos niñas intrigadísimas, que me han dicho que te pregunte el nombre, porque dicen que te pareces al cocinero del Internado.


Bueno, en ese instante comenzó el descojono. Yo no sabía quién diablos era el cocinero del Internado. Por primera vez en mi vida me arrepentía de echar a mi hemana del televisor cada vez que quería ver esa serie, que me parece un poco caca, la verdad. Por suerte ese pensamiento duró poco. Luego tuve que aguntar toda la noche las risitas de Tati cada vez que mis fans se acercaban para verme y revolotear a mi lado. El cénit llegó cuando me pidieron una foto con ellas, para lo cual tuve que esperar a que salieran de sus escondites, porque les daba vergüenza fotografiarse conmigo (a mí también con ellas pero tuve que aparentar delante de mis fans de 10 años, pa que no se les caiga el mito).


Y luego ya, por fín el lunes llegó y en mi casa pude buscar tranquilamente una fotografía del Cocinero del internado, aunque yo ya me apostaba todo mi dinero a que era feo y tenía nariz grande.



BINGO

4 comentarios:

-tati- dijo...

xDD sí que te pareces!

Tamaruca dijo...

¡Jajjajajaja! Salva y sus "niñas-fans" qué bueno. ¡Y de feo nada! Con permiso, te he usado vilmente para mi fotolog, es que me gustaba mucho esa foto... Si no te gusta, la quito, I promise :P

Tamaruca dijo...

Por cierto, que me acabo de leer "La sombra del viento" de Zafón y.. ooohhh... qué bonito... tengo la banda sonora del libro compuesta por el autor, recuérdame que te lo pase que te encantará ;)

la sombrilla viajera dijo...

Anda, pues es verdad!

Ese chico, además de ser "el cocinero" del internado es un excelente actor de teatro al que he visto actuar en múltiples ocasiones en una salita estupenda, que si un días venís, os enseñaré con mucho gusto.