30 de enero de 2012

Genten

Noche, ojos abiertos. Hojos Habiertos. Hamor y Hasco. Hositos. Hositas.

Levantarse, en pijama. Zapatillas de felpa rayadas. A lo cebra. A lo Drag Queen. Ascensor. Ford Focus. Carretera. Parpadeo. Lluvia. Parpadeo. No lluvia. Parpadeo. Chispear. Zona Azul. De noche es gratis.

Cafetería encontrada sin querer. Sonrisa de sorpresa inesperada. Taburete y barra. Cerveza y conversación. Caza y captura de sofá. Cartuchos de fogueo.

Maldita sensación de necesitar abrirse, como la más útil de las inutilidades. Te abres y llenas todo de sangre. Sangre que nadie limpiará porque nadie ve.

Alzado de vista.

Ojos azules. Ojos post-Caribe.

Ojos pre-Caribe.

1 comentario:

Juliette. dijo...

Sólo tú sabes de qué hablas, de qué ojos ver, de qué forma sientes. Pero haces que sean de esos días que todos tienen. Sobre todo en bares (qué te voy a contar)